Claudia Alemañy y Rubén Padrón  | 

Una tarde calurosa y una audiencia más o menos especializadas ambientaron la visita del profesor argentino Andrés Ruggeri. El experto discursó en el Instituto Cubano de Investigación Cultural “Juan Marinello” acerca de la autogestión y las cooperativas en su país.

El investigador inició su conferencia explicando las características de las denominadas empresas recuperadas en la nación suramericana. El analista señaló que la aparición de estas entidades estuvo estrechamente relacionada con la grave crisis económica que azotó a Argentina en los primeros años del siglo XXI.

De acuerdo con el experto, “una empresa recuperada es un proceso donde una entidad capitalista quiebra o es abandonada por diferentes motivos. Entonces, a partir de esta situación, el control de las fábricas pasa a manos de los trabajadores”.

Ruggeri ha tenido una activa participación en el proyecto, alrededor del cual se ha ido conformando una corriente teórica de pensamiento. El experto se vinculó al acompañamiento de la situación desde el campo universitario.

“En ningún caso se trató de una toma de los medios de producción por parte de los trabajadores en un sentido defensivo, digamos. Los sucesos ocurrieron fruto de la necesidad. A raíz de la crisis económica, las fuentes de empleo disminuyeron drásticamente y miles personas se quedaron prácticamente sin condiciones para su subsistencia”, fundamentó el profesor de la Universidad de Buenos Aires.

La desocupación en Argentina rondó el 25 por ciento en aquel momento. Tampoco había estructuras de seguridad social debidamente acondicionadas para dar respuesta a la depauperada situación. Poco a poco, fueron emergiendo movimientos sociales que defendían los derechos de los trabajadores.

De acuerdo con Ruggeri, en las etapas más insostenibles de la crisis algunos empleados optaron por quedarse en sus puestos de trabajo, aun cuando los empresarios ya no estaban para pagarles. Esto ocurrió en hoteles, fábricas metalúrgicas, imprentas y muchas otras entidades a lo largo y ancho de la nación.

Con el paso del tiempo y de los diferentes gobiernos en el país la situación de las empresas recuperada ha atravesado diferentes contextos. El ámbito legal y algunos elementos relacionados con la institucionalización del proceso son todavía tareas que deben reforzar quienes se involucran en el proyecto.

Andrés Ruggeri se desempeña como antropólogo social. A partir de 2002 comenzó el Programa Facultad Abierta, de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires. Desde ese espacio apoya y asesora a empresas recuperadas en Argentina.

Desde dicho programa coordinó cinco relevamientos nacionales de empresas recuperadas y varios proyectos de extensión e investigación, así como la creación del Centro de Documentación de Empresas Recuperadas que funciona en la Cooperativa Chilavert de Artes Gráficas.

Es uno de los organizadores de los encuentros internacionales “La Economía de los Trabajadores” desde 2007. Dirige la revista Autogestión para otra economía. Es profesor adjunto de la Universidad Nacional Arturo Jauretche, en la carrera de Relaciones del Trabajo.