Claudia Alemañy  | 

Como cada año, el Instituto Cubano de investigación Cultural (ICIC) “Juan Marinello” auspició y organizó la entrega del Premio Anual de Investigación Cultural. El galardónen esta oportunidad consagró a cuatro estudios dirigidos a diversas líneas de análisis relacionadas con la cultura nacional.

El especialista Luciano Castillo fue una de los aspirantes que alcanzó el lauro. Su “Cronología del Cine Cubano”, en cuatro tomos, fue considerada por el jurado del certamen comouna obra enciclopédica de inestimable valor y de gran utilidad para otros futuros estudiosos.

Por otra parte, la investigación titulada “El lombanfula en Cuba” consiguió el reconocimiento para el equipo de estudiosos dedicado a la temática desde la Universidad Central de Las Villas. A su vez, Yaisel Peñate Vergara fue premiada por los resultados de sus pesquisas en torno al papel de la familia en los modos de vida de los cañeros asentados en Matanzas en el periodo neocolonial.

Los análisis del investigador tunero Ernesto Triguero Tamayo en torno a los aportes realizados al ballet cubano por el maestro Nicolai Yavorsky también merecieron el galardón.

El espacio auspiciado por el ICIC “Juan Marinello” sirvió de marco para entregar, a una serie de estudiosos de diferentes centros y provincias del país, sus categorías científicas. Los miembros del Tribunal señalaron en el acta de entrega que se recibieron 31 propuestas, de las cuales 26 fueron aprobadas.

De tal modo, diez investigadores se convirtieron en Aspirantes. Entre ellos, Daína Rodríguez González, perteneciente al Centro de Estudios Ché Guevara, aseguró que la nueva categoría constituye un importante reto profesional.

“Cuando uno hace el proceso para completar el expediente, se da cuenta de todos los requisitos que debiera cumplir para ser un buen investigador. Ahora estaré más preparada para seguir completándolo porque dentro de dos años aspiro a alcanzar la categoría superior”, reconoció la especialista.

Otros diez estudiosos alcanzaron la categoría de investigador Agregado y solo dos la de Auxiliar. A su vez, cuatro académicos alcanzaron el máximo escaño como Titulares. María Marlene Vázquez Pérez fue una de ellos.

La doctora aseguró que para ella constituye un invaluable estímulo a la labor realizada desde hace varios años en el Centro de Estudios Martianos. Además, el aumento de categoría propicia que los investigadores se sientan más comprometidos a realizar estudios que aporten al desarrollo social de su tiempo.

En las palabras de clausura, el Viceministro de Cultura Fernando Rojas resaltó las diferencias entre los disimiles centros de estudios y las provincias en cuanto a su participación en certámenes como el Premio Anual de Investigación Cultural o en el número de propuestas para la categorización de sus investigadores. También afirmó que esas distancias entre las cifras deben ser acortadas.

Por otro lado, el vice-titular felicitó y agradeció al ICIC “Juan Marinello” por contribuir cada año a reconocer las investigaciones que se realizan a lo largo y ancho del país en materia de análisis cultural.