ICIC Juan Marinello  | 

Coloquio internacional

Música, danza y ciencias sociales

5-7 de abril del 2017

Sede: Instituto Cubano de Investigación Cultural Juan Marinello, La Habana

Coordinadoras: Kali Argyriadis (IRD, URMIS), Rosilín Bayona (ICIC)

Instituciones participantes:

Instituto Cubano de Investigación Cultural Juan Marinello

URMIS (Unité de recherche “Migrations et Sociétés”, IRD / CNRS / Université Paris 7 / Université de Nice, Francia)

CENA (Centre d’études nord-américaines, EHESS / CNRS, Francia)

Université Paris Nanterre

Embajada de Francia en Cuba

Las prácticas musicales y coreográficas han constituido objetos privilegiados tanto de los folkloristas, de los musicólogos como de los investigadores de ciencias sociales en el marco de la construcción de identidades regionales y/o nacionales. En diferentes épocas y en relación con los juicios estéticos y morales de las sociedades donde se desenvolvían, los géneros y estilos musicales o dancísticos han sido documentados, categorizados, clasificados y jerarquizados.

En Cuba, el estudio de las prácticas musicales o dancísticas ha sido a menudo saturado por los prejuicios negativos o positivos que las rodeaban. Si bien éstos evolucionaron a medida que la sociedad se transformaba, también es interesante analizar la forma en que, lejos de desaparecer, aquellos juicios se desplazaron más bien de un género a otro. ¿Cuáles estilos o géneros han sido calificados de “lascivos” o “decentes”, y con qué variaciones a través del tiempo? ¿Cuáles, y en qué época, han sido vistos como expresión del salvajismo o de la marginalidad, o al contrario, como estandarte de una cultura tradicional patrimonializable? ¿Por qué y en qué circunstancias algunos quedaron plasmados bajo el sello de “ortodoxos o no”, “populares” o “cultos”? Esta forma de aprehender la música y la danza, heredada del enfoque musicológico de principios del siglo XX, conllevó también a una tipologización estricta, de la cual aún es difícil desprenderse (inclusive aquella que distingue géneros y estilos por su origen étnico o por su carácter netamente transculturado, sagrado o profano, “nuestro” o “extranjero”), y que no permite atender plenamente la dimensión social de la práctica.

Dicha dinámica se encuentra también en otras partes del mundo, pero siguiendo lógicas propias de cada contexto local y nacional: las categorías se organizaron de una manera diferente, los prejuicios se enfocaron o se desplazaron hacia otras dimensiones. Un primer objetivo de este coloquio será entonces aprovechar el valor heurístico de la comparación para distanciarse de manera crítica de dichas categorías y prejuicios, considerándolos como situados sociológica y culturalmente. Así, quisiéramos abrir camino al estudio de las prácticas musicales y coreográficas como hechos sociales totales que nos permitan desempeñar una reflexión socio-antropológica sobre un grupo o una sociedad.

El segundo objetivo, inverso y complementario, sería renovar el estudio de los hechos sociales con gran densidad relacional, política, semántica o simbólica a través del prisma de la música y la danza. En efecto, algunos terrenos o “sitios antropológicos” pueden ser saturados (ellos también) por interpretaciones (tanto de los actores como de los observadores) y por las tensiones y oposiciones entre los diferentes individuos y grupos que los frecuentan. Pueden ser causas de polémicas, chocar la opinión pública, cristalizar el rechazo o la adhesión apasionada, provocar la burla o la compasión. Dichos sitios son muy difíciles de abordar para el investigador en ciencias sociales, sea porque se le dificulta la práctica etnográfica en sí, sea porque la atención, tanto de los medias, de las instituciones y de la sociedad civil, como de sus propios interlocutores en el campo, se focaliza sobre los puntos más sobresalientes, los discursos dominantes, dejando de lado parte importante de la actividad social y simbólica desplegada en estos espacios.

Así, intentaremos demostrar que abordar estos terrenos mediante el enfoque sobre las prácticas musicales y dancísticas permite, por un lado, un acceso más fácil a ellos, y por el otro lado, descentrar la mirada y renovar el conocimiento sobre objetos que parecieran muy concurridos por la investigación, pero que todavía tienen aspectos desconocidos.

Por fin, el coloquio propondrá tres talleres prácticos evaluativos de nueve horas como total, impartidos en tres tandas vespertinas de tres horas cada una, para explorar nuevos métodos y objetos de investigaciones en este campo del saber. Las matrículas serán de hasta 12 estudiantes, para un total de 36 participantes. En este sentido, cada participante debe indicar, como requisito, en qué talleres desea matricular por orden de preferencia.

Miércoles 5. Panel: De bailes lascivos y otros cantos inmorales. Más allá de los prejuicios

Ponentes: Bárbara Balbuena Gutiérrez (ICAN / Universidad de las Artes, Cuba), Cary Diez, (Instituto Cubano de la Música), Julien Mallet (IRD, URMIS, Francia), Gabriel Segré (Université Paris Nanterre, Francia), Joanna Castillo Wilson (ICIC Juan Marinello, Cuba)

Jueves 6. Panel: Cuestionando las categorías

Ponentes: Christophe Apprill (Centre Norbert Elias / URMIS, France), Rosilín Bayona Mojena (ICIC Juan Marinello, Cuba), Laura Vilar (Centro de Investigación y Desarrollo de la Música Cubana), Christian Rinaudo (Université de Nice, URMIS, France), Roberto Fernández (Universidad Central de las Villas), Noel Bonilla (Ministerio de Cultura)

Viernes 7. Panel: Estudiar los hechos sociales a través el prisma de la música y la danza

Ponentes: María de los Ángeles Córdova (Universidad de las Artes, Cuba), Nicolas Puig (IRD, URMIS, France), Sara Le Menestrel (CNRS, CENA, France), David Robichaux (Universidad Iberoamericana, México),Joaquín Borges Triana.

Programa vespertino (de 2pm a 5pm):

Taller 1: Práctica y teoría del cuerpo en sociedad

Christophe Apprill (sociólogo, asociado al URMIS)

A través de algunos ejercicios corporales simples, se pone en práctica una reflexión sobre nuestras maneras de movernos y expresarnos, tomando en cuenta las formas en que ellas nos atraviesan y nos constituyen. Se parte de las interacciones corporales que nos representan y nos hacen sentir a nosotros mismos y a los demás. Mediante la colecta de lo que sentimos y de las emociones, se analizan los valores, los estereotipos y las transacciones que son implícitamente puestos en juego y que son aprehendidos por nuestros cuerpos. El baile del tango servirá de material para prestar atención a uno mismo y a los otros.

Sesión 1. Aproximación al cuerpo mediante el tacto. Experimentación del “soltarse”. Noción de peso y contrapeso.

Sesión 2. Deambulando en binomio con los ojos vendados por el barrio (siguiendo una coreografía de Alain Michard y Mathias Poisson). Sensaciones y re-incorporación.

Sesión 3. Las esencias del tango: postura, espacio de relación, noción de conexión.

Taller 2: De la investigación a la promoción cultural: algunas herramientas etnomusicológicas para el distanciamiento crítico

Julien Mallet (etnomusicólogo, IRD, URMIS)

El taller pretende dotar a los estudiantes de herramientas prácticas y teóricas, partiendo de sus propias prácticas musicales, inscribiéndolas dentro de un campo cultural más amplio. Se trata de ayudarlos a formalizar sus conocimientos, pero también a adquirir una visión crítica que les permita valorar, trasmitir, hacer vivir, la cultura de la que son portadores y profundizar la comprensión de sus sentidos dentro de su inserción local, regional e internacional.

Apoyado en documentos audiovisuales, las sesiones se organizarán alrededor de dos ejes principales y complementarios:

- Trasmitir a los estudiantes características musicales (noción de “sistema musical”) y socio-históricas importantes tanto para el entorno caribeño como para prácticas musicales más distantes (Madagascar, Angola...).

- A partir de escuchas musicales, enseñar a desarrollar un análisis en relación con el primer eje (particularidades musicales, pero también contextuales, históricas…).

La música será asimismo aprehendida como proceso social en conexión con rejuegos políticos, económicos e identitarios complejos.

Taller 3: Aproximaciones a los entornos sonoros: teorías y prácticas

Nicolás Puig (antropólogo, IRD, URMIS)

Este taller propone reflexionar sobre los aportes de la antropología sonora al conocimiento de prácticas sociales en dos planos principales: ¿existe una enseñanza específica que nos revele el mundo sonoro como social? y en este caso ¿cómo situarlo en relación con otros sentidos (la visión, por ejemplo) y cuál sería su dominio de pertinencia privilegiado? El segundo plano concierne a las percepciones sonoras: ¿cómo estudiarlas? ¿Cómo los actores sociales se apoyan en esta percepción específica para orientarse en su cotidiano? El taller aportará algunos elementos técnicos simples para permitir a los estudiantes desarrollar de manera autónoma este acercamiento.

El taller se desarrolla en tres tiempos:

- Una primera sesión dedicada al sonido como objeto de estudio y a la presentación de una investigación sobre un mercado en el Líbano. Se realizará un recorrido por la literatura sobre este objeto y se abordarán concretamente, a partir de un estudio empírico (ejemplos, con empleo de micrófonos), las diferentes formas de sacar provecho de la materia sonora en las investigaciones sociales. Se insistirá sobre los diferentes métodos: recorridos sonoros, colecta de interacciones, membranas sonoras, mismos que nos permiten explorar cómo se inscriben los sonidos en el contexto general de su emisión (mercado, casa, sociabilidad urbana) y genealogía (forma y característica de la emisión).

- La segunda sesión consistirá en practicar la captación sonora de situaciones sociales identificadas con antelación (por ejemplo: mercado, solar, recorridos sonoros), utilizando diferentes medios de registro: micros binarios, grabadoras portátiles, captura estática o móvil.

- La última sesión estará dedicada a la devolución y el análisis de las investigaciones sonoras y su interpretación. Ella integrará una iniciación al montaje sonoro a partir del software Audacity (de acceso libre).

Los interesados en asistir al Coloquio, deberán enviar su solicitud al correo: comunicacion@icic.cult.cu HASTA EL 29 DE MARZO, con asunto SOLICITUD DE MATRÍCULA COLOQUIO MÚSICA, DANZA Y CIENCIAS SOCIALES, consignando los siguientes datos:

Nombres y apellidos

No. de carné de identidad

Centro de trabajo

Ocupación

Motivos por los que le interesa inscribirse

PARA LA MATRÍCULA EN LOS TALLERES, DEBEN REALIZAR LA SOLICITUD, POR ORDEN DE PREFERENCIA, SEGÚN SUS INTERESES, CONSIGNANDO EL NOMBRE DEL O LOS TALLERES PARA LOS QUE QUIERAN INSCRIBIRSE. RECUERDEN QUE LA MATRÍCULA EN CADA TALLER SERÁ DE 12 ESTUDIANTES. ESTA INFORMACIÓN DEBEN REMITIRLA EN EL MISMO MENSAJE DE INSCRIPCIÓN DEL COLOQUIO