Cuba: Exilio y nación

Esta línea de investigación resulta ser una de las problemáticas reiteradas identificadas en los contenidos del proyecto mayor inicial de la Cátedra Juan Marinello: “Epistolario de Juan Marinello, 1923-1940”—Cf.: Ana Suárez Díaz. Cada tiempo trae una faena. Epistolario de Juan Marinello, 1923-1940. 2 tomos. Coedición del Centro de Investigación y desarrollo de la cultura cubana Juan Marinello y la Editorial José Martí, 2004. Premio anual de investigación cultural en el 2001, y Premio de la crítica científico-técnica, en el 2004—, contentivo de cientos de cartas cruzadas entre este destacado intelectual cubanode izquierda y sus contemporáneos, en la etapa. Las misivas revelan conflictos, desavenencias, proyectos y discrepancias; no obstante, su empleo sistemático para quienes el exilio resultaba alternativa para huir de la persecución política en la Isla.

Se identificaron destacadas personalidades participantes en el mismo, y los destinos preferentes: Estados Unidos, en primera instancia, y México, en escala menor.

Así identificamos sujetos activos y otros colaterales, igual participantes en los hechos. Activos: Fernando Ortiz, Pablo de la Torriente Brau, Conrado Massaguer… y otros asociados, como José Antonio Ramos,o en otras modalidades migratorias como Julio Girona y José Gómez Sicre. Todos sí de algún modo influyentes en procesos socioculturales de tipo y políticos,retroalimentadores, en la Isla. Todos y cada uno absolutamente diferentes entre sí; en época y circunstancia.

Optamos por convertir en estudios de caso los más carismáticos, documentado y destacado de la sociedad cubana: Fernando Ortiz y Pablo de la Torriente, en primera instancia. Félix Varela devino “caso” en tanto la recuperación de su obra religiosa se convirtió en tema central de interés de la intelectualidad cubana en la década de 1940, asociada a los congresos de historia que patrocinó el historiador de la ciudad, Emilio Roig de Leuchsenring, sin haber conseguido concretar su propósito en la época.Estudios de caso también son Julio Girona, destacado pintor cubano y José Gómez Sicre, también asociado al mundo de las artes plásticas y la promoción internacional de los artistas cubanos desde su puesto en la Oficina de Artes Visuales de la Unión Panamericana en Washington D.C. Determinante en todos los casos el impacto retroalimentador de sus circunstancias. Importante igualmente es el hecho de que estos exilios —y el exilio en sí como fenómeno extraterritorial de la sociedad cubana de entonces— permanecía absolutamente desatendido por cualquiera de las disciplinas con las que tangencialmente pudiera estar asociado.

INVESTIGACIONES RELACIONADAS
RESULTADOS

“Cuba: Exilio sin historia”. Debates Americanos, Casa de Altos Estudios Fernando Ortiz, Universidad de La Habana, no. 2, febrero, 1997.

“La imagen olvidada. El exilio político cubano en Estados Unidos (1928-1958).”Revista TEMAS, La Habana, no. 10, abril-junio, 1997.

Escapé de Cuba. El exilio neoyorquino de Pablo de la Torriente Brau, 1935-1936, La Habana, Editorial de Ciencias Sociales,2008.

“LaCenturia Guiteras: De Nueva York al Frente de Jarama (1937)”, 2010 www.revistacaliban.cu/articulo.php?numero=7&article_id=79

Félix Varela Morales, Exilio y obra religiosa. (Nueva York, 1824-1850)Integración y síntesis bibliográfica. Estudio crítico. La Habana, Ediciones Boloña, 2011.

“Cuba: Vanguardia intelectual y exilio político(1930-1936)”, 2011 www.revistacaliban.cu/articulo.php?numero=9&article_id=98

“Redes sociales en el exilio postcolonial cubano: Una propuesta metodológica de investigación”. Anuario. Instituto cubano de investigación cultural Juan Marinello, La Habana, pp. 175-194, 2014.

“Julio Girona: La magia de la pintura…”, 2015.

http://www.cubarte.cult.cu/es/articulo/julio-girona-la-magia-de-la-

pintura

INVESTIGADORES
Ana M. Suárez Díaz
Doctora en Ciencias de la Comunicación Social (2010) Lugar y fecha de nacimiento (La Habana, 1946) Estudios en St. Michael´s School, de Nueva York, entre 1955 y 1961; media y superior en La Habana. En la Universidad de La Habana, estudios de periodismo (1967-1969), y graduada de Licenciatura en Historia del Arte, y Doctora en Ciencias de la Comunicación Social, 1976 y 2010 respectivamente. Diseñador-editor en el Instituto cubano del libro entre 1970 y 1982. Comienza en el Instituto Juan Marinello en 1982. Hoy es Secretaria Ejecutiva de la Cátedra homónima y dirige el proyecto “Cuba: Exilio y nación”. Entre 1993 y 2014, obtuvo becas de investigación en Estados Unidos del Recovering the US Hispanic Literary Heritage Project, Universidad de Houston; del CUNY-Caribbean Exchange Program, NYC; y postdoctorales en el Museo de Arte Americano, Smithsonian Institution, y de viaje, de la TERRA Foundation for American Art. Profesora Auxiliar de la Universidad de La Habana, y miembro de la UNEAC.

Regresar