Los intelectuales cubanos y la República Española entre 1936 y 1939.

Horario: 9:00am  |  Lugar: ICIC "Juan Marinello"
Contacto: frojas@icic.cult.cu

Sinopsis

La victoria del Frente Popular en España durante las elecciones de febrero de 1936 despertó amplias simpatías entre el pueblo y la intelectualidad en Cuba. Es por eso que cuando se produjo el levantamiento militar y oligárquico fascista que estalló en el mes de julio cuyo propósito era impedirlos avances logrados por las fuerzas populares españolas y regresar al poder a los segmentos sociales y políticosmás reaccionarios, la mayoría de los cubanos inmediatamente expresó su solidaridad con los agredidos.

La infame alianza de los falangistas con Hitler y Mussolini y las huellas de dolor y sangre que dejaron en tierras hispanas, movieron de manera multitudinaria a obreros, campesinos, profesionales, intelectuales de izquierda y centro, sin distingos de raza y sexo en todala Isla, con el objetivo de respaldar la República tanto desde el punto de vista moral como material. Muestras de ello fueron la incorporación de más de mil cubanos a las Brigadas Internacionales y otras unidades combativas republicanas, las decenas de caídos en los combates, los nutridos mítines y actos públicos realizados en toda la Isla, la notable ayuda en dinero, alimentos, ropas, etc. y las manifestaciones, que desde la cultura, crearon nuestros intelectuales. Solamente una pequeña fracción de la comunidad hispana en la Islay algunos de los más retrógrados elementos burgueses, latifundistas o de las clases pobres más retrasadas políticamente, apoyaron a los nacionalistas.

La inmensa mayoría de los intelectuales respaldó la causa republicana y junto a la participación de los delegados cubanos en el II Congreso Internacional de Escritores Antifascistas, demostraron ese sentimiento a través de sus obras. Las posiciones más importantes reflejadas en los materiales escritos en prosa y los discursos de los hombres de pensamiento en nuestro país fueron: La exaltación de manera incondicional de las actuaciones de las fuerzas republicanas, con una fe inconmensurable en su victoria; elreconocimiento delos logros alcanzados por la República y, al mismo tiempo, la evaluación desus errores; y por último, la censura de todo el accionar republicano yla justificación del desempeño de los franquistas y sus aliados (esta última con seguidores minoritarios).

La causa republicana permitió a los sectores de izquierda cubanos desplegar una amplia campaña política a favor de sus propios derechos democráticos e involucrar a la inmensa mayoría de los ciudadanos en una empresa que, a nivel mundial, iba a responder a la lucha contra el fascismo en sus diversas variantes. Con ello también fueron ganando espacios públicos y fuerzas para sus propias demandas a favor de la legalización de sus organizaciones sociales y políticas, de sus órganos de prensa y por la convocatoria a una Asamblea Constituyente libre y soberana. Los hombres y mujeresde pensamiento jugaron un rol fundamental en esos logros al poner supluma y su palabra al servicio de una causa tan justa yhumana.

Ante la situación que vive el mundo hoy. Cuando nuevas tendencias fascistas y xenófobas van ganando espacio público y político y las grandes potencias imperialistas se tomar la atribución de calificar a los países según sus intereses y de agredirlos sin miramientos, el ejemplo de la solidaridad cubana con la República Española se convierte en un tema pertinente e importante. De ahí la relevancia que adquiere este curso, sobre todo para los jóvenes que desconocen esta página de solidaridaddesarrollada por nuestros coterráneos.

Profesores

Dra. Caridad Massón Sena

Lic. Ivonne Sánchez Noroña


REGRESAR