Cierre de la Convocatoria: 2000-04-30   |   Entrega de Premios: 2001-10-23
Composición del Jurado

Lic. Dennis Moreno Fajardo, Lic. Caridad Santos Gracia y Lic. Ana Leese Brizuela Quintanilla

Dictámen del Jurado

El Jurado del Premio Memoria Viva 2000, integrado por los Licenciados Dennis Moreno Fajardo, Caridad Santos Gracia y Ana Leese Brizuela Quintanilla, luego de efectuar la lectura, el análisis y la valoración de un total de treintisiete (37)trabajos presentados por 13 provincias y el municipio especial Isla de la Juventud, acuerda conceder las siguientes distinciones a partir de los valores particulares y generales señalados en cada uno de ellos y sus respectivas proyecciones en el contexto del patrimonio cultural de la nación.

I – PRESERVACION DE TRADICIONES

La fiesta del Tambor Yuka, en Pinar del Río

Propuesta del Centro Provincial de la Música Miguelito Cuní de Pinar del Río. Fundamentada por la especialista Doris Bárbara Céspedes Lobo.

Por contribuir a la conservación de los elementos materiales y espirituales propios de las fiestas denominadas de Tambor Yuka de antecedente Bantú en la provincia de Pinar del Río.

Aferrados a la alfarería como raíces del barro.

Propuesta presentada por la Dirección Municipal de Cultura de la Lisa. Fundamentada por los Licenciados Juan Alfonso Nieto Hernández y Lourdes Montesinos González.

Por destacar y valorar una tradición artesanal que alcanza aproximadamente los 300 años y que se expresa a partir de 1945, a través de la festividad conocida como La fiesta de los alfareros del Cano.

A estos trabajadores de la arcilla se debe la continuidad de un género artesanal que comprende tanto la alfarería utilitaria como la ornamental o decorativa, sumándose a esta actividad distintos rasgos del quehacer artístico y cultural de la localidad, entre ellos la música, los bailes, los juegos y las comidas y bebidas.

La Danza Isleña de Taguasco.

Propuesta realizada por la Casa de Cultura de Taguasco. Fundamentada por Alejandro González Ventura.

Expresión genuina de la cultura popular tradicional isleña, la danza canaria mantiene vigente su carácter espectacular y festivo en un contexto eminentemente profano. De esta manera se han conservado, junto a los diferentes rasgos artísticos y culturales cubanos, aquellos otros que expresanlas tradiciones y costumbres de los isleños asentados en esta zona de nuestro territorio desde las primeras décadas del pasado siglo XX.

Tras las huellas de la Conga "Los Dandys del 50".

Propuesta por la dirección Municipal de Cultura de Jesús Menéndez y la Casa de Cultura José de la Luz y Caballero de Las Tunas. Fundamentada por los Licenciados Isabel Rodríguez Cabezas y Pedro Ferreiro González.

Por destacar una expresión músico danzaria tradicional originada en el año 1917, vinculada a la industria azucarera en el antiguo Central Chaparra; manifestación que se vio enriquecida con los aportes de los jamaicanos y haitianos que llegaron a la zona contratados como mano de obra barata. En su devenir histórico La Conga cambia ese nombre por el de “Los Dandys”, hecho que se produce alrededor del año 1950.

Conjunto Guasimal: Un ejemplo de Folklore vivo.

Propuesta realizada por la Dirección Municipal de Cultura de Manzanillo, Granma. Fundamentada por los Licenciados Esperanza Martínez Llópiz y Julio Manuel García Ramírez.

Por presentar un valioso aporte en el rescate y revitalización sostenida del quehacer musical campesino a partir de una agrupación musical surgida en la barriada manzanillera de Guasimal y cuyo antecedente se remonta a finales del siglo XIX.

La tumba Francesa Santa Catalina de Riccis: símbolo de perdurabilidad.

Propuesta realizada por la Dirección Provincial de Cultura de Guantánamo. Fundamentada por el Licenciado Jorge Nelson Andrews Thomas.

La Tumba Francesa guantanamera forma parte de algunas de las costumbres y tradiciones haitianas trasladadas a Cuba a principios del siglo XIX. Su ininterrumpida actividad ha permitido la permanencia yconservación de sus elementos más autóctonos vinculados a la simbiosis cultural franco-africana originada en territorio insular.

El Alacrán.

Propuesta del Municipio de Cultura del Cerro, Ciudad de la Habana. Fundamentada por el Licenciado Pablo Martínez Salinas.

Por constituir, desde la fecha de su fundación en el año 1938, una importante muestra de diversas expresiones artísticas populares, que reflejan nuestra historia a través de la música, los bailes, las teatralizaciones, etc. Durante más de 25 años la agrupación se ha mantenido entre los primeros lugares del carnaval habanero, en la categoría de Comparsas Tradicionales.

II –PROYECCION ARTISTICA.

La Bella Época.

Propuesta y fundamentada por la casa de Cultura “Olga Alonso” del municipio Manatí, Las Tunas.

Por constituir (La Bella Época) un grupo infantil orientado hacia el rescate de importantes géneros musicales y danzarios, entre ellos el danzón, la contradanza y el son. La intensa labor cultural del grupo en cuestión, se ha hecho evidente en su participación en distintos eventos nacionales y extranjeros, mereciendo además, la categoría de Mejor Proyecto Artístico, otorgado por el Centro Provincial de Cultura Comunitaria en el año 1999.

III. RESCATE Y REVITALIZACION.

Revitalización de las parrandas placeteñas.

Propuesta de la Dirección Municipal de Cultura de Placetas. Fundamentada por María Julia Martínez Alemán.

Por su incuestionable significación en el ámbito cultural festivo local y nacional, estas festividades revitalizadas en el año 1994, constituyen parte importante en el conjunto de las fiestas populares del país, particularmente en su aproximación a los carnavales y las charangas de otras provincias.

Las Charangas de Placetas, al igual que las restantes de la región central del país, se caracterizan por ser verdaderos festejos de fuegos y truenos que evidencian su ancestral filiación con otras fiestas, otros momentos y otros suelos.

Casa Naborí, Centro Promotor de la Cultura Campesina.

Propuesta por la Casa de Cultura Miguel Failde del municipio Limonar, Matanzas. Fundamentada por Ondina Marina Planas García.

Por la labor desplegada en torno a la divulgación de la música campesina a través de los vínculos mantenidos con diversas instituciones culturales locales y de otras provincias, proyectándose, a su vez, como un centro aglutinador y difusor de la cultura del hombre de campo.

De vuelta a las raíces.

Propuesta y fundamentada por los licenciados Yurisay Pérez Nakao y William Edwards Oakley. Dirección Municipal de Cultura de Banes, provincia Holguín.

Por el meritorio trabajo desplegado a lo largo de casi diez años en torno al rescate y revitalización de distintas expresiones culturales (música, danza, juegos, comidas y bebidas, etc.) de ascendencia jamaicana en el poblado de La Güira, municipio Banes. Labor que se centra en el Club Anglo caribeño de Banes, y cuyos antecedentes en la zona datan de la primera mitad del siglo XX.

Danza Rescat.

Propuesta por la Casa de Cultura Municipal de Mayarí, Holguín. Fundamentada por las Licenciadas Ana Margarita Sánchez Torres y Cecilia Ortega Vargas.

Como resultado de las investigaciones para la redacción del Atlas Etnográfico de Cuba, esta agrupación músico-danzaria fue fundada en el año 1989, integrada por descendientes de jamaicanos. Durante más de diez años, han mantenido una destacada labor que se refleja en la preservación de importantes manifestaciones artísticas que han sido presentadas tanto en el ámbito comunitario como en eventos nacionales o internacionales.

IV. PERSONALIDADES.

Angel Omar Morán Paz.

Propuesta del Centro Provincial de Cultura Comunitaria, Ciego de Avila.

Por la realización de una intensa y sistemática labor a partir de la década del sesenta, orientada hacia el rescate y revitalización de la música y los bailes campesinos cubanos. En esta esferadelconocimientoysu proyección,crea en 1966 el grupo Cabalgata Guajira, que antecedió a la fundación del célebre Conjunto XX Aniversario en 1973. Harto conocido es su trabajo como profesor en la formación de monitores e Instructores de Arte. Impartió un curso sobre bailes cubanos en Sri Lanka. En 1980, le fue otorgada la Distinción por la Cultura Cubana y otras órdenes.

Eva Esther Peña Pérez, destacada promotora cultural.

Propuesta y fundamentada por la Casa de la Cultura Municipal María Dámaso Jova de Ranchuelo, Villa Clara.

Por su destacada e incansable labor cultural con los niños del municipio de Ranchuelo, a través de los cuales promovió y difundió diferentes manifestaciones y géneros artísticos. Entre ellos vale destacar la creación de bandas rítmicas, comparsas y montaje de obras teatrales.

Bartolo Coro. Pasión y Cultura.

Propuesta por la Dirección Municipal de Cultura de Minas de Matahambre, Pinar del Río. Fundamentada por Luis García León.

En virtud de su valiosa y sostenida labor como intérprete de algunos géneros de la música popular cubana. En el año 1940, organizó el Dúo Minero, el cual, adoptando distintas modalidades, (trío, quinteto, etc.), se mantuvo hasta la década del 60. Al mismo tiempo incursionó en el teatro y en las artes plásticas. En su condición de responsable de cultura del municipio de Minas de Matahambre, desarrolló un encomiable trabajo (desde 1959) relacionado con la promoción de diferentes manifestaciones artísticas propias de la comunidad. Con sus 81 años de edad, aún es capaz de brindar su experiencia en la ejecución, orientación y organización de las actividades culturales que así lo requieran.

Dalia Aguilar Ruiz.

Propuesta por el Centro Nicolás Guillén de Camagüey. Fundamentada por Luis Eduardo Álvarez Álvarez.

Por la encomiable y meritoria labor desarrollada a partir del año 1960, encaminada a la enseñanza y promoción de los bailes y danzas populares tradicionales, lo cual se materializó a través de la creación de diversos grupos de artistas aficionados. Resultado de este trabajo son, por ejemplo, el grupo Solidaridad, de la Delegación Provincial del MININT, la Brigada Artística Transformación Camagüeyana, y un grupo del palacio Provincial de Pioneros. De igual manera es de destacar sus esfuerzos como profesora para la formación de monitores y en el desarrollo del programa nacional para la captación de Instructores de arte (1977-1984). En la actualidad desempeña el cargo de Metodóloga Provincial de Danza en el Centro Provincial de Cultura Comunitaria de Camagüey.

El jurado desea dejar constancia de sus criterios y observaciones en torno a las propuestas recibidas en esta sexta edición del premio Memoria Viva. Es por ello que consideramos que junto a la presentación de trabajos de calidad, muchos de ellos no siempre se han ajustado a la metodología vigente orientada y ha sido necesario recurrir a otras fuentes de información para poder obtener una visión más completa y precisa de determinadas nominaciones.

No obstante lo antes expresado, invitamos a todas las personas relacionadas con la preservación, revitalización y proyección de las distintas manifestaciones de la cultura popular tradicional de nuestro país, a continuar trabajando en aras de alcanzar esta Distinción en sus próximas ediciones.

REGRESAR