Cierre de la Convocatoria: 1997-04-30   |   Entrega de Premios: 1997-10-22
Composición del Jurado

Dra. Virtudes Feliu (Presidenta)

Lic. Caridad Santos Gracia, Lic. María del Carmen Victori Ramos y Lic. Martha Esquenazi Pérez (Miembros)

Dictámen del Jurado

En la Ciudad de la Habana, a los 5 días del mes de marzo de 1998, se reúne el jurado del Premio Memoria Viva 1997, auspiciado por el Centro de Investigación y Desarrollo de la Cultura Cubana “Juan Marinello”, del Ministerio de Cultura. El mismo, integrado por la Dra. Virtudes Feliu (Presidenta) y los miembros Lics. Caridad Santos Gracia, María del Carmen Victori Ramos y Martha Esquenazi Pérez, después de analizar las 24 propuestas de premios recibidos, adoptó por unanimidad los acuerdos siguientes:

1ro. Otorgar Premio de Revitalización de Tradiciones Populares a la Fiesta Campesina de los Bandos Rojo y Azul de Majagua, provincia de Ciego de Ávila, expresión genuina de la tradición rural del territorio y devuelta a la práctica cultural luego del proceso investigativo del proyecto Alas de la Cultura Popular Tradicional Cubana (actualmente Atlas Etnográfico de Cuba). esta actividad, rica en elementos propios de la creación popular, es fiel exponente del sentimientos de cubana, representado por los símbolos patrios a través de personajes como Cuba y Liborio. De este modo, la fiesta de los Bandos Rojo y Azul enfatiza y exalta el sentido de pertenencia, de tradición y de la identidad cultural de nuestro pueblo.

2do. Premiar en la categoría Personalidad al profesor Arnold Wesley Dixon Robinson (más conocido por Sonny Boy), del municipio especial isla de la Juventud, por su incansable labor en el rescate y divulgación de las tradiciones musicales pineras y caribeñas. Sonny Boy ha sido el portador de las manifestaciones populares de la Isla de la Juventud, transmitiéndolas a sus descendientes que han sabido mantenerlas vivas a través de diferentes colectivos musicales y danzarios.

3ro. Conferir Premio en la categoría de Preservación de Tradiciones a la fiesta Charanga de bejucal, del propio municipio en la provincia La Habana, en consideración a la larga trayectoria mantenida desde el siglo pasado como manifestación popular tradicional local que presidió el pueblo y dio lugar a una de las expresiones más representativas de la cultura nacional. Devenida de los factores étnicos fundamentales de la nacionalidad cubana, la Charanga se convirtió en síntesis de la expresión artística y la idiosincrasia que caracteriza a nuestro pueblo. Simbolizada por la competencia de dos bandos o grupos de vecinos que incluyen elementos transmisores de un mensaje patriótico, artístico, social y económico con una alta calidad estética exponente del arte constructivo, plástico, teatral,musical danzario y pirotécnico de la comunidad.

4to. Entregar Premio en la categoría de Proyección Artística de manifestaciones populares tradicionales al Conjunto Folklórico del Municipio de Trinidad (provincia de Sancti Spíritus). Este colectivo fundado en el año 1963, investiga y recrea las tradiciones danzarias y musicales de Trinidad y del Valle de los Ingenios desde esa fecha, manteniendo un nivel estable de labor y promoción cultural de elementos trinitarios y de otras regiones del país. Durante su extensa y fructífera labor desarrollada por más de tres décadas, se destaca su participación en los Festivales Nacionales de Aficionados a la danza (1964-1985), ocasión en que obtuvo numerosos premios, así como el galardón al Mérito Artístico, por el rescate y la conservación de las tradiciones culturales cubanas y el Gran Premio otorgado por el Movimiento de Artistas Aficionados (1982). Su arte ha estado presente en eventos regionales e internacionales como el Festival del Caribe (CARIFESTA), el Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes y las Ferias de Arte Popular que se celebran de forma bianual. Obtuvo Medalla de Oro en el Festival Internacional de Folklore de los Países Socialistas (Alemania, 1976) y se ha presentado asimismo en festivales de España y Francia.

5to. Conceder Premio en la categoría de Rescate de manifestaciones populares tradicionales al trabajo Algunas técnicas de tejido y bordado rescatadas por los instructores de la Casa de la Cultura de la provincia de Cienfuegos, labor desarrollada como resultado de las investigaciones efectuadas en la provincia acerca del tema Artesanías Populares Tradicionales. Estas técnicas de tejido y bordado se difundieron desde el siglo XIX en la zona, como parte del ajuar doméstico y del vestido femenino. Muchas de ellas habían caído en desuso por diversos motivos y durante los estudios realizados para la estructuración del Atlas de la Cultura Popular Tradicional Cubana, en el rubro de Artesanía, se rescatan en el municipio de Cienfuegos un conjunto de labores manuales entre las que se encuentran los tejidos y los bordados.

Los instructores de la Casa de la Cultura, a su vez, han utilizado esta información para refuncionalizar los procedimientos obtenidos y enseñarlos a jóvenes y otras personas en diversas instituciones como escuelas, museos, galerías de arte y la propia Casa de la Cultura, con lo cual han devuelto este patrimonio al medio tradicional.

Las técnicas de tejidos y bordados revitalizados y trasmitidas son entre otras los bordados conocidos como Punto Cruz, Incrustación y a mano; las técnicas de Malla y Randa, y los tejidos Tenerife, Crochet, Bastidor y a dos agujas, etc.

La función utilitaria y ornamental de estas técnicas se une a la imaginación, creatividad y sabiduría popular que entrañan estas labores artesanales.

Los miembros del jurado consideran que esta edición del Premio Memoria Viva evidencia un salto de calidad en las propuestas presentadas, hecho que refleja la labor de rescate, revitalización y proyección artística que se produce en el país generada por un movimiento en pro del estudio de las tradiciones culturales a partir de las investigaciones practicadas con vistas a la confección del Atlas de la Cultura Popular Tradicional Cubana.

REGRESAR